Inicio / Noticias

Noticias

9 mayo, 2018

Jessica Ocampos: “La colaboración en biotecnología es fundamental”


Noticias

Ingeniero civil en Biotecnología de la Universidad de Chile (2004), Doctora en Ingeniería Química y Biotecnología en la Universidad de Cambridge (2016) y directora y fundadora de Camnexus, una plataforma que funciona oficialmente desde 2016, asociada al Centro de Igualdad Global de Cambridge, desde donde asesoran proyectos ligados a la biotecnología a nivel mundial.

Luego de su participación como panelista en la Segunda Conferencia Internacional de Innovación y Biotecnología, organizada por Imagen de Chile y la Cámara Chilena Norteamericana de Comercio, AmCham Chile, le pedimos a la doctora Jessica Ocampos algunos elementos que considere fundamentales a la hora de plantear un desarrollo en esta industria.

“Lo primero es considerar que hay que tener calidad”.

La doctora Ocampos plantea que esto va también para la inversión, para quienes evalúan los proyectos. “Hay que considerar que hay países que tienen una ventaja competitiva respecto de nosotros, por el tiempo que llevan desarrollando esta industria”, afirma y agrega que frente a eso, hay que evaluar cuál va a ser nuestra ventaja para invertir. “Pero independiente cuál sea tiene que estar fundamentada en una buena ciencia, buena calidad. Eso es fundamental para un proyecto”, asegura.

“Lo segundo es la paciencia”.

La experta comenta que en promedio los proyectos en biotecnología pueden tardar ocho años, incluso 15, en obtener un retorno de la inversión. Un punto muy importante a considerar. “Pero si es una buena investigación va a tener un buen resultado”, añade.

“Lo tercero es considerar siempre dónde estoy parado, en el sentido de qué quiero hacer”.

¿Quiero responder una pregunta? ¿Quiero resolver un problema? ¿Quiero comercializarlo? “Una cosa es la investigación en biotecnología, la cual está motivada por la curiosidad. Y ese debiese ser su principal fin: resolver preguntas de cómo funcionan sistemas, preguntas científicas que no han sido resueltas, para aumentar el conocimiento a nivel mundial”, especifica y agrega que si eso tiene una aplicación y puede retornar algo comercialmente, sería algo muy bueno, “pero no es un requisito, tampoco es un requisito que el investigador sea un emprendedor”.

Desde su perspectiva, basta con que el investigador sea muy bueno, y que haga una buena ciencia. “Si queremos desarrollar una industria en esa línea tenemos que ser más estratégicos y poner los ingredientes para que ocurra eso. Teniendo una buena base científica, buenos investigadores y claridad de cuáles son las necesidades que hay en el entorno, identificadas por otros científicos, y ver que puede tener una aplicación. Y esa aplicación puede que sea motivada por una persona con un carácter más emprendedor, y que al aliarse con este investigador, puede generar un valor mayor si es que quisiese hacerlo comercializable”, indica.

“La colaboración en biotecnología es fundamental”.

Del punto anterior se desprende otro, a modo de conclusión. A través de sus años de experiencia, conferencias y actividades relacionadas con la industria de la biotecnología, la doctora Jessica Ocampos destaca que siempre, la clave está en la colaboración entre centros de desarrollo, universidades y empresas, empresas y gobiernos, entre otros. “Mi visión como investigadora es poder aportar conocimientos a la humanidad, impactar en la mejora de la calidad de vida y bajo ese esquema, encasillarse solamente en una investigación que quede guardada en un escritorio quizás no genere mucho impacto. Acá la clave está en el impacto, cuál es el impacto que queremos hacer, si es comercializable también es valioso, pero no es la única manera”, concluye.

Fuente: Marca Chile.