Inicio / Noticias

Noticias

9 febrero, 2018

INIA rescata el sabor tradicional de la uva de mesa y busca su comercialización


Noticias

El programa de mejoramiento genético de vides de INIA relanzó un cultivar que rescata los sabores de variedades tradicionalmente cultivadas en Chile.

Ilusión” es una uva de mesa chilena desarrollada por el Programa de Mejoramiento Genético de vides del Instituto de Investigaciones Agropecuarias (INIA) y que fue relanzada para rescatar los sabores de variedades tradicionalmente cultivadas en Chile.

Se trata de un producto generado a partir del cruzamiento de dos variedades tradicionalmente cultivadas en Chile y con gran aceptación por parte del consumidor nacional como son: “Flame Seedless” (madre) y “Perlette” (padre). Una de las ventajas de esta uva es su cosecha temprana, pues en algunas zonas está disponible a partir de mediados de diciembre, lo que la convierte es una excelente opción para ser consumida en Navidad, Año Nuevo y los primeros días de enero. Para evaluar su sabor y potencial comercial, se realizó una cata y degustación en la Escuela de los Sentidos, que dirige el sommelier Pascual Ibáñez.

En la actividad, a la que asistió un panel de cata compuesto por representantes del Mercado Lo Valledor y Cencosud, entre otros, la uva Ilusión tuvo una gran recepción y el panel en conjunto concordó que, junto a su agradable sabor, la experiencia de comerla recordaba esa uva de antaño, que algunos incluso tenían en el patio de su casa. Por ello, convinieron que el nombre elegido fue un acierto.

Paola Barba, directora del programa de mejoramiento genético de vides señaló que es una antigua selección del programa que por su corta vida de post-cosecha, no es apta para exportación. Sin embargo, hoy existe interés en los consumidores por el rescate de los sabores tradicionales. “Consideramos que esta uva puede ser interesante para el retail y mercados mayoristas, que podrían tener una variedad con sabor chileno para las fiestas de fin de año”. Francisco Pimentel, comprador de frutas y verduras de Cencosud, valoró la historia que va detrás del producto. “La uva es muy buena, agradable al gusto y muy dulce. Su historia identifica muchísimo a casi toda la población”.

De igual forma, Bruno Ballestrazzi, del área de comunicaciones de Lo Valledor, consideró que la experiencia de consumir la uva Ilusión y recordar otros tiempos será algo compartido por muchos consumidores. “Probar esta uva fue una evocación a la infancia, a volver a degustar una uva que tiene el sabor de las parras, la uva moscatel, dulce y rica. Volver a tener esto en la mesa es una gran oportunidad para los consumidores, pero sobre todo para los feriantes que podrían comercializarla con éxito en la época de verano”.

En cuanto a las características de “Ilusión”, se trata de una uva que presenta un bajo porcentaje de semillas, de color verde-amarillo, muy crocante, de buen sabor con tonos moscatel y un buen equilibrio dulzor-acidez. El racimo es cónico y las bayas son redondas, de calibre medio de entre 18 a 20 milímetros.

Pasos a seguir

Ahora, que ya se conoce el interés del retail y los mercados mayoristas, el siguiente paso de INIA para traspasar este cultivar a productores nacionales será definir su manejo agronómico y estimar el beneficio económico para los agricultores que deseen trabajar esta uva de mesa, en especial aquellos de regiones del norte del país, considerando la fecha de cosecha más temprana.

Fuente: INIA